lunes, 11 de abril de 2022

Relatos cortos: Desesperación y calima


Los últimos relatos del invierno se culminan con una aproximación a un tema delicado, la enfermedad mental o la desesperación. Otros asuntos a los que me he acercado en estos cortos de cien palabras han sido... la precariedad laboral, la disciplina escolar o la licenciosa incursión en la fantasía familiar, porque sorpresas no da la vida.

Espero sean del gusto de aquellos que os pasáis a leerme.  

 Título: "Papiro reflexia"

Dándole vueltas al último contrato se dejó llevar por sus pasos hasta abandonarse por la ciudad. Sentado en el parque pudo observar como la chica del violín, después de recoger algunas monedas, volvía a tocar otra vez "La Bohème"; más allá, en el paso de cebra, un saltimbanqui hacía reverencias y ofrecía su bombín para su sustento. Si prestaba atención, podría descubrir más personajes buscándose la vida sin contrato alguno. Con los papeles del suyo fue haciendo pajaritas de papel de distinto tamaño y las iba dejando en el mismo banco. Cuando una ráfaga de viento echó a volar sus aves, volvió a sentirse libre.


Título: Viendo la tele y no dando crédito

Podrían confundirla con la de papá, la misma DKV blanca con la franja roja del Rayo Vallecano. Pero no, cómo va a ser mi padre el atracador que buscan, si es que le dan miedo los perros y hasta salir de noche. Pero ese deje "granaíno" exigiendo el rescate.., esas viejas botas.., y ese tic en la ceja derecha que se aprecia en la grabación. Es él, no cabe duda. Mira que atracar la joyería y secuestrar a la dependienta… Y el muy cabronazo va y se presenta anoche en la cena del cumpleaños de mamá con un ridículo collar de bisutería barata.


Título: La letra con sangre entra

Su reflejo le espera, impaciente. Esta vez será capaz de retirar la mano a tiempo, antes de que el brazo implacable del monstruo deje caer la regla violentamente sobre su palma de niño. No le hará daño si puede anticiparse, pero entonces tendrá que mirarle a los ojos. Le falta valor y sus resortes musculares no consiguen levantar la cabeza gacha, solo de reojo alcanza a verse reflejado en el cristal de la ventana. No queda tiempo… ¡reacciona, sal de aquí! se dice. Aprieta los dientes, tensa el cuerpo. Ya no tiembla y aguanta firme. La madera estalla, rompiéndose en dos por el aire.

Título: Desesperación

Ahogado en la laguna, así se adivina en la misma pesadilla que se repite otra madrugada más. Grita, bracea, se hunde…Cuando el agua inunda sus pulmones, se despierta agitado, sudoroso, quiere respirar y expulsar el líquido inexistente. Poco a poco intenta recuperarse en el borde de la cama. Luego se viste y sale a la calle en dirección al pequeño embarcadero. Sube con decisión a la barca, sujeta firme el remo y lo hunde con fuerza hasta alejarse de la orilla. Allí, donde es más profundo, vuelve a mirarse en el rutilante espejo, dudando otra vez si traspasar el reflejo de su cobardía.

3 comentarios:

Albada Dos dijo...

Pero que muy buenos todos, con ingenio y buen hacer.

Un abrazo

amparo puig dijo...

He llegado hasta aquí por casualidad. Muy buenos todos, singulares, contundentes. Enhorabuena.

recomenzar dijo...

Mi querido amigo me han pasado tantas cosas que no tengo olvidos mil abrazos compañero