domingo, 23 de agosto de 2009

Sentir Málaga


En la imagen, la entrada a la calle de Larios, eje central de la ciudad y lugar de paseo obligado por todo aquél que la visite.
En torno a la segunda quincena de agosto se celebra la Feria de Málaga.

Para la ocasión se adorna la entrada de la calle con uno de los símbolos de la ciudad: las biznagas.

Durante las fiestas, esta calle es el centro neurálgico de la denominada Feria de Día. Un enorme gentío se lanza al centro de la ciudad a disfrutar del ambiente alegre y festivo. Música, bailes, jarana y ganas de divertirse hacen muy atractiva la experiencia de vivir la feria. Ni que decir tiene que la alegría la propaga la desinhibición que el consumo de bebidas provoca en el personal. Y si no, prueben a beber una copita de vino dulce de Málaga, una de las delicias para el paladar que esta tierra ofrece a todos, porque por aquí nadie se siente extraño con sólo dar un pasito y participar. La alegría de una sonrisa nos da el pasaporte para ser un malagueño más.

Si el placer del gusto nos lo da el vino, el del perfume que embriaga nos lo da un olor inconfundible, olor de jazmín en una composición floral única en el mundo, la biznaga. En el siguiente enlace podéis conocerla mejor:
http://www.biznagas.com/
La fotografía siguiente muestra esas biznagas, pero realizadas en porcelana rusa. Estas la ha realizado mi mujer, y adornan nuestra casa.


Aquí un detalle ampliado del adorno en la entrada de la feria del
centro.

Hay un sonido inconfundible e imprescindible en los días festivos; pertenece a unos cantes y bailes típicos malagueños: son los "verdiales", cantes y bailes cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos. Se han revitalizado en las últimos años gracias a la promoción que se ha hecho en las ferias y fiestas de muchos pueblos malagueños, principalmente en las de la capital.
Son las "pandas" de verdiales las agrupaciones folklóricas encargadas de realizarlas. Unos cantan y hacen sonar los instrumentos, generalmente hombres, y otros, bailan, por lo general son mujeres.













Málaga nos entra también por la vista. Su luz, reflejo de un mar, el Mediterráneo, nos ilumina el alma, haciendo de los malagueños gentes acogedoras y alegres, sabedoras de sus origen multiracial. A su puerto han arribado todas las culturas que navegaron por su mar. Hoy, aún más, porque la Costa del Sol es lugar donde llegan gentes del mundo entero, atraídos por la infinidad de atractivos de esta tierra.

Se nos mete Málaga por los cinco sentidos. Y qué decir del sentido del tacto. Pues, no encontraré una imagen para visualizarlo. Hay que tocar todo, sentir la brisa del mar, notar erizarse la piel con el cante de la malagueña, cante flamenco de los más difíciles de ejecutar, pero de una belleza que nos conmueve hasta el tuétano de los huesos.


La belleza de la mujer malagueña es una prueba más de que la alegría de vivir en este paraíso se refleja en los cuerpos. Todos recordarán a Amparo Muñoz, reconocida mujer de enorme belleza. Fue salir de Málaga y algo empezó a deteriorarla.

No quisiera parecer chauvinista, que sólo veo como extraordinario lo propio. Nada más erróneo. Como malagueño me veo obligado a enseñar lo que conozco y a valorarlo. Como valoro todo lo hermoso que me pueden mostrar otros. A fin de cuentas, si algo caracteriza al sentirse malagueño es el considerarse ciudadano del mundo.
Una muestra del cante por malagueñas puede ser éste: La voz dulce de Pepe Marchena.

17 comentarios:

Balamgo dijo...

Precioso reportaje de Málaga.
Gracias por tu visita y ánimos.
Un saludo cariñoso.

Poetiza dijo...

Que lindo conocer algo de Malaga a travez de tus palabras. Que buen ainformacion e imagenes para mis ojos. Un beso, cuidate.

Rubentxo dijo...

Qué localista te nos has puesto, jeje.
Encantado de recorrer Málaga de tu mano.
Saludos!

Alimontero dijo...

Qué grata sorpresa me ha dado entrar a tu blog hoy...música, baile, carnaval, vino dulce, los 5 sentidos... ufff tío, que pasada!! ;-)
Lo único que me complicó algo fue la música de fondo que no pude apagarla para ver y escuchar el video...;-( aunque igualmente me los ví...es que el baile español me encanta...ver a esas mujeres bailando me dieron envidia.. no moriré sin aprenderlo....;-)

Un gran abrazo mi querido malagueño, ahora entiendo tu gentileza, tu apertura y calidad humana...eres malagueño!!! jajaja!

Ali

Clarice Baricco dijo...

Contagias para estar ahí. Ganas-ganas de conocerla.
Me gusta tu pasión y amor a tu tierra.
Tengo que sentir Málaga.

Abrazos.

la_gaviota dijo...

MUY BONITO EL TRABAJO ELABORADO MOSTRANDO LA MALAGA DE FIESTA DE AROMAS Y COLORES DE HERMOSAS DAMAS Y AIRE FRECO A MAR MEDITERRANEO, CON VINO QUE DELEITA LEERTE, ESTAS LISTO `PARA LLEVARNOS A RECORRRER MAS LUGARES HERMOSOS A TU PROPIO ESTILO UN ABRAZO

C.W. y C.B. dijo...

Si leyendo este post tan ueno hay alguien que hasta ahora no desee visitar Málaga está grave...
Me dejaste con las ganas de ir corriendo!!
Besos
C.W.

Anónimo dijo...

Hola Mateo
como bien dicen los demas, nos gusta a todos conocer tu tierra a traves de tus palabras.
Cuando lees algo asi,te entran ganas de acercarse una por ahi, y seguro que miras con otros ojos.
Yo conozco un poco tu tierra,pero nunca la vi asi,seria porque no te conocia aun.
Un saludo muy afectuoso

Anónimo dijo...

si mateo,no se peude apagar tu radio, y por consiguiente no se puede oir los videos que a veces pones

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola a todos.
Sí se puede apagar la radio. Bajo el cartel de NO a ETA, en el recuadro azul, se pica sobre la pausa.
Gracias por seguirme.
Un abrazo

MAR dijo...

Que post más lindo!!!!!!!!!!!!!!!!!
PARECE QUE YO ESTABA AHI DISFRUTANDO LAS FIESTAS.
UN ABRAZO PARA TI Y GRACIAS POR COMPARTIR.
MAR

Steki dijo...

Qué lindo, Mateo!
Se lo voy a pasar a mi hija Sofía que si bien ahora está en Valencia creo que irá en breve para Málaga.
La pobre se fue pensando que tenìa un trabajo en Valencia y le ha fallado y como tiene una amiga argentina por tus pagos parece que le ha dicho que allí puede encontrar trabajo. Veremos qué pasa.
Mientras tanto le puedo ir contando lo que tú nos cuentas.
Que tengas un buen fin de semana, compinche.
BACI, STEKI.

Hipatia dijo...

Nos has traído una Málaga "humaneada" (humana, jajaja), Hace unos ¡30 años!( madre mía, cómo pasa el tiempo) tuve la oportunidad de pasar una semana de agosto en Málaga. Me sentí como en casa (soy de Alicante capitá), una ciudad llena de luz, paseo marítimo con palmeras, alegría, calorcito (no como aquííí), en fin, me pareció maravillosa. Y la gente, qué te voy a decir de la gente, son verdaderos hermanos.
Gracias, Mateo; he disfrutado mucho.
Un beso desde la Enter.

Patricia dijo...

Que belleza de Malaga!! Como desearia un dia conocerla por cuanto cuentas debe ser una maravilla, felicidades a tu esposa por ser una artista! me encanto todo, me quede con las ganas de un sorbito del vino dulce de Malaga :)
besos, feliz fin de semana.

Sara dijo...

Fíjate q no nonozco Málaga y siempre tengo pendiente ir unas vacas, pero después de este reportaje ya me está resultando urgente ir...! ;)
Besicos aragoneses.

SOMMER dijo...

Me han entrado ganas de visitar Málaga...

María dijo...

La verdad es que yo tengo muchas ganas de conocer Málaga, nunca he ído, pero ahora más ganas todavía me han entrado, es mi asignatura pendiente.

Muchas gracias por compartirlo, he viajado contigo hasta allí.

Un beso amigo.