jueves, 5 de febrero de 2009

A la búsqueda del Consuelo

Todos , alguna vez, necesitamos encontrar el consuelo de alguien.

Este podría ser el sentido del libro que traigo aquí.

Se trata de "El Consuelo" de Anna Gavalda. Acabo de terminar sus 558 páginas y me ha permitido conocer a esta autora francesa. Dicen que la leen unos 10 millones de lectores. Sus obras más conocidas son: "La amaba" (2002) y "Juntos, nada más" (2004) llevada al cine por Claude Berri. Pero saltó a la fama con "Quisiera que alguien me esperara en algún lugar" (1999). Todos los títulos están publicados en Seix Barral.

Precisamente ese primer título viene a resumir el final de todas sus novelas. Porque, según he podido leer, todas las novelas de Anna Gavalda tienen un final feliz: Al final del camino siempre hay algo o alguien esperándonos.

La historia gira en torno a Charles Balanda, un casi cincuentón arquitecto de éxito, infeliz y cornudo, que duda de que su mujer le haya amado alguna vez; sin embargo adora a la hija de esta. Quizás sólo por eso siguen conviviendo bajo el mismo techo.

La noticia de la muerte de un antiguo amor de juventud, y madre de su mejor amigo, provocará en él unas reacciones sorprendentes, que le cambiará la vida.

Una primera parte del libro nos muestra a un personaje que se hunde en el pozo del desaliento, luego resurge al encontrar a la "Consolante" que milagrosamente lo esperaba.

María Aixa Sanz habla de "la arquitectura de Anna Gavalda". Y nos dice como la autora ha ido construyendo una estructura de novela algo caótica, pues va pasando del narrador a los personajes de forma que nos envuelve en una trama donde, al protagonista y al resto de personajes, les hace tanto hablar, como se mete en sus cerebros para terminar de contarnos sus vidas. Este recurso crea una cierta confusión en el lector -a mí me ha pasado-, pero no sabemos cómo no nos hemos perdido un detalle.

Voy a transcribir un párrafo que me ha gustado especialmente del libro - páginas 426 y 427.

En una de las paredes del cuarto de baño descubrió la letra de Kate en versión original. Era una cita de E. M. Forster que decía más o menos : " I believe in aristocracy, though " .... Y sin embargo, creo en la aristocracia. Si es que es el término exacto, y si es que puede emplearlo un demócrata. No en una aristocracia basada en el rango y la influencia, sino en la de las personas solícitas, discretas y valientes. Los miembros de esta aristocracia se encuentran en todas las naciones, en el seno de todas las clases sociales y en todas las edades. Y hay una suerte de complicidad secreta entre ellas cuando se cruzan unos con otros. Representan a la única y verdadera tradición humana, la única victoria permanente de nuestra extraña raza sobre la crueldad y el caos.

"Miles de ellos perecieron en la oscuridad; pocos son grandes nombres. Están a la escucha de los demás como de sí mismos, son atentos sin exagerar, y su valentía no es una pose sino más bien una aptitud para soportarlo todo. Y además... they can take a joke... tienen sentido del humor...."

Anna Gavalda tiene ahora 38 años, nació en Boulogne, Billancourt, Francia. Es periodista y escritora.

6 comentarios:

Esperanza dijo...

Me la apunto para buscar alguna cosa suya en la biblioteca del barrio.

Besines...

Nuria dijo...

Está bien creer en la existencia de los consoladores (y no me entiendas mal, ojito) Todos tenemos necesidad de que nos mimen alguna vez

Goathemala dijo...

Tengo "La amaba". No lo he leído. Lo pongo en la lista querido amigo. LO poquísimo que he leído de ella me ha encantado.

¡Esta Nuria, menos mal que se explica muy bien!

Abrazos.

Anónimo dijo...

me gusta que me aconsejen libros, no es que lea mucho, pero si me gusta leer.No conozco esa autora, pero si la recomiendas, seguro que es buena, intentare buscar la novela.
Si quieres que te recomiende yo una, que me ha dejado anonada de placer por leer.que es "el lector" de Bernard Schindt, que por cierto han hecho una pelicula hace poco.Es corta , se lee muy facilmente , y te deja un sabor maravilloso, como que te ha sabido a poco.
Ya te contare si leo tu novela recomendada.
Un abrazo
Pumuky

zel dijo...

Yo solo he leído el último que citas, "Quisiera que alguien..." y me gustó, aunque reconozco que, según como se mire, un poco de azúcar de más...pero a veces necesitamos finales felices.

Amigo, me da tanto gusto leerte y que pases por mi casita...un fuerte abrazo desde el mas cercano "más allá"

Clarice Baricco dijo...

No conocía a la escritora. Apunto la sugerencia.
A seguir leyendo.


Abrazos.