jueves, 17 de mayo de 2012

Torre de Babel



 
Amanece de nuevo, y la prima de riesgo nos amenaza como cada día.
****
Ya el twiter calienta la red, los indignados en las plazas y los sin indignar azuzando los perros.
****
Sale el sol, pero no para todos. Los que trabajan se levantan sin ganas y los que no tienen trabajo no se quieren levantar.
****
Se escucha por ahí:
- Esos griegos no se cansan de votar.
Alguien responde por lo bajo:
-...Y aquí votamos cualquier cosa...y nos da igual.
****
La vida parece que se nos va a escapar y nada nos consuela.
 Vamos directos al abismo.
 La inseguridad que nos atenaza puede martirizarnos hasta hacernos morir. 
Un mundo diferente al que hemos tenido se expande ante nosotros, destruyendo todo lo que parecía afianzado.
Como no se entiende bien por qué sufrimos, nuestro pesar es mayor en la medida que se nos hace inabarcable.
 ¿Quién nos maneja a su antojo? ¿Quién tiene el poder de hacerlo con comunidades, países, continentes...?
Poderoso caballero es Don Dinero.
¡¡¡Ayyy, los mercados!!! Los mercaderes no entienden de sufrimientos humanos, sólo de hinchar su panza mientras se regocijan en su anonimato.

¿Otro mundo es posible? 
Claro, está inventado hace siglos, cuando el mercado era trueque, intercambio...Entonces se especulaba con una vaca, o su ternero, con una hogaza de pan o con cualquier hecho tangible. 
Pero apareció el dinero, y con él los usureros, prestamistas y demás espabilados del cuento. Hoy siguen aquí con traje de Armani y "esmarfon" de última generación, amargando la vida al resto de los mortales.
¿En estos miserables tiempos que corren, de qué sirve tener dinero, y tenerlo en los bancos? No tenemos nada, números en una libreta que representan una determinada cantidad, pero que en un abrir y cerrar de ojos se puede evaporar en el charco de los mercados.
Y los gobiernos, ¿Tienen el dinero? ¡¡¡Mentira!!! no tienen más que números en balances y presupuestos...Y una ingente cantidad de intereses que pagar a los mercaderes financieros.
Quiero imaginar un mundo desprendido de estructuras financieras y reconstruido a base de redes humanas,  imperfectas pero solidarias,. Nada más que eso.                                               

                             

8 comentarios:

Palmoba dijo...

Nada más que eso dices!! eso seria mucho!!
Un post que me ha encantado!!

Por un lugar donde dejemos de amar las cosas y amemos más a las personas.

Camy dijo...

La esperanza la mantengo en las redes humanas, imperfectas pero existentes; lo peor cuando parte de esas redes entran en la gran rueda y se pierde un hermoso caudal.Poderoso caballero es don dinero...
No tenemos nada.Números en la cuenta y ellos, cuando quieran dar un golpe de tuerca, nos lo inmovilizan o nos anticipan que son productos basura, aquellos que nos vendieron como preferentes y no nos dan un euro.
Percibo la ciudad, Barcelona, triste y apática, el comercio está vacío y "en venta" por todas partes. ¿somos merecedores de esto? ¿nosotros participamos de la burbuja del ladrillo? Plantean la no posibilidad, la seguridad de más de un 25% de paro ¿podremos vivir así? y mientras, mienten, mienten, y engañan...
un beso

MAR dijo...

Al menos es un tremenda alegría ver que a personas como tú y como yo, no nos sean indifentes las injusticias de la vida y que nos moleste la gente que se deje comprar.
Un abrazo para ti.
mar

Poetiza dijo...

Hola Mateo, muy buen texto. Tengo esperanza en un mundo mejor........Cuidate amigo.

María dijo...

Después de tanto tiempo, me alegra volver a leerte, estuve de paréntesis en mis blogs los cerré para descansar y ahora ya de nuevo, sigo por aquí para leeros y compartir mis letras, me alegra verte de nuevo por allí.

Ayssss la prima de riesgo nos trae por la calle de la amargura.

Un beso.

Sara Royo dijo...

Qué desesperanza, qué hastío, qué inquietud... La enorme avaricia de unos pocos nos lleva no sabemos dónde ni por cuanto tiempo. Qué pena de país.

irene dijo...

Son tiempos difíciles, me hacen sentir mucha tristeza y sobre todo porque son "catástrofes" que podían haberse evitado, la ambición, el sucio dinero, la falta de escrúpulos de algunos seres humanos me hacen sentir asco y vergüenza pertenecer a este "gremio", me da pena pensar que soy más capaz de amar a los animales, afortunadamente creo que hay personas que se libran, espero que gracias a ellos y con el tiempo, esto termine solucionándose, y ojalá lleguemos a pensar que fue un mal sueño, una pesadilla.
Por un futuro más sensato y coherente. Un beso

irene dijo...

Hacía tiempo que no escuchaba esa canción, me gustaba mucho.
Voy a intentar dormir, tal vez otro día siga paseando por aquí
Buenas noches