lunes, 7 de junio de 2010

Montañas de rocas



Este paisaje gris encierra más color que muchos otros de coloridos más diversos. Las rocas emergen presuntuosas o se desparraman por la ladera.
Atravesando las estribaciones de la sierra, por una empinada y sinuosa carretera, no podía dejar de detenerme a contemplar esas formaciones de rocas calizas. Son muy sugerentes y, para mí, de una belleza singular, primitiva si se quiere.
La Serranía de Ronda, accediendo desde el valle del Guadalhorce, tiene esa fisonomía gris de la roca, pero antes, los bosques de pinos y pinsapos de la Sierra de las Nieves, nos mostraron su verdor inmenso. Es que los contrastes son múltiples. Los microclimas se suceden, pues pasamos de la cara mediterránea que besa el mar con húmedas brisas a otra que mira al interior, donde el invierno muerde y el verano abrasa.
Esta primavera pasó veloz empujada por el ardor veraniego, dejándonos un bronceado de canela en las tierras.
Volvía a Ronda y me fui quedando prendido del paisaje gris de las rocas. De regreso, recogí más frutas rocosas. Aquí os las participo.

Del Rock andaluz, siempre nos quedará Triana.

9 comentarios:

Ángeles Mª Merino Ruiz dijo...

Hola Mateo!
Bellísimo el paisaje de la carretera de Ronda. Siempre me han fascinado las formaciones rocosas que se pueden observar durante el trayecto. Ya te comenté que me encanta Ronda y los paisajes, aunque la carretera, por su trazado caprichoso, se disfruta más cuando viajas por placer...
Durante los dos próximos años tomaré ese camino muchas veces...¡Me voy a trabajar al Valle del Genal! Por cierto, aquella zona es una auténtica postal: cerezos, castaños y pinsapos se pelean por entrar en el paisaje de los pequeños pueblos.
Un abrazo desde tu pueblo vecino.
Ángeles.

Balamgo dijo...

Un post muy bonito.
La tierra andaluza tiene muchas similitudes con la canaria, en muchas cosas.
Un abrazo.

Amelie dijo...

Qué bonita entrada, ese paisaje me es tan familiar y tan querido. Mira que es bonita nuestra tierra.

Besos.

irene dijo...

Cada paisaje tiene su encanto, la serranía de Ronda es una maravilla. Me gusta mucho Málaga, más que Cádiz, aunque en Jerez tenga mi refugio, pero fue debido a circunstancias de la vida. Además Málaga me trae buenos recuerdos, hace muchíiiiiiisimos años tuve un novio malagueño, en mi lejana juventud.
Un beso, malagueño saleroso.

RECOMENZAR dijo...

Mateo: tu garra de escritos sentimental se ve cuando comentas. Se siente el disfrute de tus palabras..... genial dale mettee mas en este tipo de texto..lo haces muy bienJazmines con sonrisas de verano de una mujer que no es una nena por fuera pero lo es por dentro.

Pudiste escuchar y ver el video?????????????????????????????????? ya que muchos me han dicho que se les cortaba tratá de hacerlo y decimelo

please

mas besos

MuñEkiTa CaT dijo...

Hola!
Permiteme presentarme soy Catherine, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,
me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a munekitacat@gmail.comm
Exitos con tu blog.
Un beso
Catherine

Sara Royo dijo...

Me encantan las rocas. Las piedras me fascinan, están llenas de una energía especial. Ese paisaje es muy hermoso.
Besicos.

María dijo...

Me gusta mucho andalucía, aunque lo que más conozco es la parte de Almería, y me quedan ganas siempre de volver, esperando que alguna vez pueda volver, es que me pilla algo lejos de mi comunidad.

Gracias, Mateo, por enseñarnos parte de los paisajes de aquella zona, y tan distintos de los de aquí por ser tan rocosos.

Un beso.

Camy dijo...

Tengo la sensación de que me pierdo tantas cosas...Creo que en otra ocasión ya comenté que no conozco Ronda, para mi desgracia y ahora, viendo tu fotografía, lo lamento aún más. Supongo que siempre se podrá remediar y en algún momento más propicio que el actual, podré visitar esa maravilla de la naturaleza.
(Algún que otro escrito tengo sobre las rocas y lo que puede sugerir o transmitir)
Un beso