martes, 4 de mayo de 2010

De Ronda vengo


Un paseo por la bonita y singular ciudad malagueña de Ronda hizo reencontrarme con mi ser andaluz. Es que este lugar tiene ese encanto que me gusta notar en los pueblos de mi tierra. Es difícil de explicar; pero me siento integrado, no extraño las miradas, me reconozco en los gestos, no escondo mi acento y hablo con naturalidad.
Un andaluz sigue siéndolo también en el Polo Norte, si bien, con la sonrisa congelada...Quiero decir que, en nuestro hábitat,como les pasa a todo el mundo, somos como queremos ser; fuera de él, quizás, exageramos la impostura. Es una sencilla cuestión de falta de "aire", de incomodidad a fin de cuentas.
Ronda tiene mucho de lo bueno de Andalucía, pues guarda cierto tipismo y autenticidad. Es una ciudad de interior, con lo que esa circunstancia marca la adustez del carácter; pero el mar está a menos de una hora de camino, lo que permite a muchos rondeños darse unas sesiones de salada simpatía.
En Ronda, a un frío invierno le sucede una primavera esplendorosa y, siempre, un caluroso verano. En sus calles y en sus rincones hay gentes que pasan con las mismas inquietudes de cualquiera. Son más alegres en primavera y verano, porque cuando llegan los fríos del invierno se acobardan un poco y se les retrae el carácter.
Son las tierras andaluzas un mar de contrastes...Es su orografía la que permite infinidad de microclimas. Así en pocos kilómetros se pasa del mar a la montaña, de la cálida arena a la nieve, del desierto al vergel.



No somos los andaluces distintos al resto de españoles. No obstante, un cierto carácter nos singulariza -bueno, a todos no. No es más que lo que hemos ido aprendiendo de generación en generación al mamarlo desde la cuna, mejor aún, desde los brazos que nos acunaron.
La Andalucía que yo reconozco no está hecha de prejuicios, porque es mi realidad concreta, la de todos los días. Veo lo bueno y también lo que no lo es tanto. La alegría de nuestro común natural muchas veces es una impostura o una exageración . Pero sí, mejor mostrarse así que no tristes y malhumorados.

Dicen que por estas tierras han pasado muchos pueblos y gentes de otras razas, y que todos dejaron algo aquí. Esa mezcla de razas y de culturas tendrá algo que ver con lo que hoy es el resultado -una raza ambigua, diría yo-, que presenta tantas tipologías como andaluces hay.
Bueno, esta
teoría se la puede aplicar cualquier nacionalista que se precie y se le rebajarán los humos con toda seguridad.
Cómo sucede hoy, llegaron gentes por motivos diversos. Seguro que todos buscaban una vida mejor. Habría quién saliera de las tierras que le vieron nacer para huir de las ataduras, de la pobreza, de la falta de expectativas.

De origen celta, se llamó Arunda. Conquistada por los griegos, se quedó en Runda. Pasaron luego cartagineses, romanos, visigodos...con lo de mezcolanza de razas eso supuso. Ni más ni menos que el resto de la "piel de toro" que luego se llamó España.
Tiene Ronda especial renombranza en la fiesta de los toros. Cuenta con una de las plazas más antiguas de España y mantiene intacta su peculiar estructura. Fue inaugurada en 1785 con una corrida en la que intervino Pedro Romero, famoso torero que fue pintado por Goya. En la actualidad se celebran corridas "goyescas" con toda la parafernalia de aquella del siglo XVIII.
No seré yo quién defienda a ultranza la fiesta de los toros, pero tampoco quién pida que las prohiban -prohibido prohibir. Soy de los que opinan que los usos tienen que desaparecer igual que lo hacen las tormentas, por agotamiento de las nubes o por la fuerza del viento.

Sobre Ronda o los andaluces hay más que suficiente información y opinión en la red. Cualquiera puede comprobarlo. Pero si eso no os deja satisfecho del todo, ¿qué os parece venir a visitarnos? Aquí todo el mundo es bien recibido.
Os dejo con un autor de los que se enorgullecen los andaluces...Carlos Cano.

16 comentarios:

MAR dijo...

Qué lindo!!!, espero realmente algún día conocer esté precioso lugar y a ti también.
Un abrazo grande.
mar

Poetiza dijo...

Mateo que bellas fotografias, es lindo leer y conocer por medio de tus letras lo que no han visto mis ojos al natural. Te dejo un beso, cuidate.

irene dijo...

Casi no recordaba esa bella ciudad, sólo tengo la sensación de que era preciosa y de que pasé mucho miedo por esa carretera que iba hacia ella, pero de esto hace ya muchos años.
Los andaluces son simpáticos en general, aunque tienen fama de exagerados en sus formas y expresiones, pero habrá de todo, supongo, en el fondo todos somos bastante parecidos.
Me encanta Carlos Cano, lástima.
Un abrazo muy fuerte, Mateo.

Camy dijo...

Esas frases resaltadas en verde dicen mucho más...
No conozco Ronda,y es vegonzoso, aprovechamos las escapadas para cruzar fronteras...He disfrutado con las imagenes, que ya conocía y con ese Carlos Cano que cerrando los ojos nos invadía los sentidos...
Es bonito vivir y sentir de acuerdo con tu tierra y a la vez ser ciudadano del mundo, prohibiendo prohibir. Del desconocimiento viene el miedo, de ahí, quu la mezcla de razas y culturas, sea hermoso y necesrio.
He visitado las ciudades-capital de Andalucia y Sevilla recientemente, (hacía muchos años que había estado) y he vuelto enamorada.
Un beso y feliz fin de semana.

RECOMENZAR dijo...

Mateo ¿que causa la melancolia porque uno siente depresion a veces? no puedo darte la respuesta No puedo contestar por otros ni por mi hoy..... A veces es la quimica en la sangre Asi como uno se resfria el cerebro también se engripa... el alma ....El cerebro tambien se enferma y la melancolia te invade y te dicen ya vas a estar bien por supuesto que si... La gente se enferma en el mundo Mateo hay pestes de gripe y te ponés una vacuna
¿pero pensalo podés poner una vacuna a la melancolia y decirle me tomo un antigripal y en siete dias estaré bien???

Tenés una lastimadura y te ponés una curita
¿pero como le pones una curita al cerebro o al alma de tu cuerpo?

Segun Cabral..Estamos no melancólicos sino :Distraidos con la vida"!!!!!pensalo besos y gracias querido amigo

RECOMENZAR dijo...

leyendo tu texto me transporté a tu bello lugar...me alegra que estes feliz querido amigo

Steki dijo...

Hooooola, Mateo!
Qué belleza de lugar. Prometo que, en mi próximo viaje, iréa conocer el sur de España. Esta vez fui sólo con un único objetivo: mi nieto! Jaja. Un bomboncito.
Te dejo un besote y feliz fin de semana!
STEKI.

MIA dijo...

este viaje lo tengo pendiente, me parece un sitio encantador,
besos.
Mia

Fran Campos dijo...

Vivo "cerca" de allí, y la he visitado muchas veces con mi familia, me impresiona sus monumentos, y sobre todo su famoso tajo.
Para ver Ronda hay que estar allí, sentirla, no vale verla en fotos ni videos.
Sabía cosas de Ronda, pero no algunas cosas redactadas.
Me encanta este artículo.
Xaoooo!!!

zel dijo...

Hola mi fiel y buen amigo Mateo! me gustaría poder disfrutar de tu tierra antes de morir, jejeje, eso se dice a veces, no? Tan cerca, y solemos viajar a otras partes...Tengo muy buenos amigos andaluces, muy buenos, y cierto que tenemos sensibilidades cercanas...

Bueno, y respecto a lo del verano que se acerca, tienes razón, necesitamos un descanso...

besos, amigo!

Goathemala dijo...

Fui a Ronda tan de pequeño que nada recuerdo. Sería mejor decir que me llevaron. Tengo ganas de ir a verla, tu descripción desde luego incita a ello.

Me recordaste algunas lecturas de Ortega y Gasset sobre el ser andaluz. Quizás las más lúcidas por su calado y por ajenas - él era madrileño- .

Un abrazo.

Ángeles Mª Merino Ruiz dijo...

Hola Mateo!
Te saludo por primera vez en "Relatos cortos..."
Ya sabes que vivo cerquita de Ronda, que la he visitado mil veces, por motivos muy diferentes...
Pero yo, cada vez que voy, la redescubro y disfruto de los paisajes por las carreteras al borde de precipicios vertiginosos, del ambiente en la "calle de la bola", de sus gentes tan acogedoras, de su historia,...
Te contaré que hace unos días, "viniendo de Ronda", al igual que el título de tu entrada, paré al borde de la carretera (que ya es difícil por lo mínimo del espacio) y me bajé del coche a disfrutar de la fragancia de las peonías... Eso no se puede sentir a través de este escrito, pero imagina que cierras los ojos y, al inspirar, te penetra un perfume fino, de color rosa y amarillo, que parece ensancharte el pecho y te dan ganas de abrir los brazos.
Ya te habrás dado cuenta por la foto que mi flor preferida es la peonía...
Bueno, te dejo por el momento.
Enhorabuena por tu magnífico blog.
Espero sacar algún ratito para visitarte de vez en cuando.
Un abrazo.
Firmado: Otra enamorada de Ronda.

Anónimo dijo...

Hola Mateo
me gusto que hables de Ronda, porque es un pueblo que esta ligado a mi, de muy cerca, y por desgracia nunc a he podido ir a visitarlo, pero lo hare no te quepa la menor duda, es algo que quiero hacer desde hace tiempo ya.Y tal y como la has descrito, tengo mas ganas aun.Ha ver si hago un hueco en mi agenda y me acerco.
Un `placer leerte, como siempre.
Un saludo
Juani

Clarice Baricco dijo...

Y sigues paseándome por tus tierras. Y más y más quiero ir.
No sabes cuántos deseos tengo de ir a España. Ojalá algún día cumpla mi sueño.
Mientras tanto, sigo leyéndote.

Abrazos amigo.

Anónimo dijo...

Seria alucinante recorrerla contigo...

Sonia dijo...

Me encanta Ronda, es preciosa, de vez en cuando me gusta ir a pasar el día allí, además se come de maravilla.

Un saludo.