lunes, 8 de marzo de 2010

Espárragos silvestres

Un día en el campo puede dar mucho de sí.
Hasta traerse a casa un exquisito manjar...¡¡gratis!!,regalo de la naturaleza.
Además, con los tiempos que corren, procurarse una cena siempre viene bien. Hace años, los espárragos quitaron mucha hambre. Y no sólo esos tallos, brotes tiernos de la esparraguera, también tagarninas, palmitos, ajoporros, madroños, brevas, higos, chumbos, alcaparras,...
Es que el sábado salí al campo y, como estaba la tierra demasiado húmeda por las continuas lluvias, me puse a buscar espárragos;
espárragos silvestres, verdes y amarguitos, deliciosos para cocinarlos de mil maneras. Las más habituales, en tortilla, en revuelto, o con una salsa a base de aceite, ajos, limón y miga de pan, "majadillo" le decimos aquí.

Con la mitad de los que pude coger, hicimos esta tortilla. La otra mitad la regalamos. ..¡¡Estaba deliciosa!!
Desde pequeño he visto como la gente del campo siempre aprovechaba lo que hay de bueno en él. Decía mi abuela :" en los años del hambre - los posteriores a la guerra civil fratricida-
cada estación tenía sus frutos ". Los espárragos salen cuando el invierno recoge su capa y la lluvia ha dejado jugosa la tierra. Este año ha sido el más lluvioso que recuerdo; por eso abundan por los terrenos menos cultivados, agrestes e inhóspitos.
Aquellos años de miseria tras la guerra hizo resentirse a la población. La gente se moría de no comer lo necesario, enfermaban los niños y los mayores envejecían a pasos agigantados.
Tengo muy presente fotografías sepias de hombres escuálidos, de ojos hundidos; niños adelgazados por la desnutrición y mujeres sin curvas debajo de los vestidos.
De unos espárragos o unas tagarninas se hacían unas sopas hervidas con un poco de aceite, pan duro y ajos. Eran tan agradecidas estas sopas que admitían cualquier otro ingrediente.
Hoy es muy común que, en los albores de la primavera, la gente se eche al campo a buscar los apetecidos espárragos. Es una actividad parecida a la búsqueda de setas, con el inconveniente de que las manos necesariamente se tienen que "arañar" con las finas púas que adornan y protegen las esparragueras.
Ahora dejo aquí un recuerdo a un desparecido encuentro de música...El espárrago rock granaíno....marcha, marcha al aire libre, con los Reincidentes.

16 comentarios:

Poetiza dijo...

En lo personal no me gustan los esparragos. Pero si he cosechado algunas cosas que la Naturaleza nos regala cuando he ido de dia de campo, como berros, espinacas, nopales, fores de calabaza y pita, y muchas cosas mas y es delicioso comer de eso que es natural pues no tiene quimicos ademas que son nutritivas. Que gusto leerte y recordar mis dias por el campo. Tambien cuando salgo al campo, junto costales de tierra para arropar mis plantas, es bello salir al campo pues ahi hay muchas cosas que puedo utilizar. Que lindo leerte amigo. Te dejo un beso Mateo, cuidate.

Camy dijo...

Por desgracia ahora la fotografía no es color sepia, pero si miramos bien también se adivinan ojos hundidos... El paro en las ciudades hace que los más débiles sean más vistos ( quienes los quieran mirar), los mendigos profesionales o no, acaparan más esquinas y jóvenes y mayores hacen cola además de en la del paro en la de los contenedores cerca de los supermercados.
La tortilla esa tiene un buen aspecto.
n beso

Anónimo dijo...

Hola Mateo
siempre es un placer leerte, y mas con cosas asi de sencillas.
Eso me trae a lamemoria tiempos mejores, donde ibamos tan felices a por esparragos o collejas que le gustaban mucho de mi madre, o ajosporros, umm que ricos...por desgracia nos hemos vuelvo muy comodos y ya no apetece ir a andar en busca de esas cosas.Es verdad que en los tiempos , cuando era mi madre muy pequeña,todos esos regalos que nos da la naturaleza gratis, llenaban muchas barrigas vacias.
UN placer leerte Mateo
Juani

MAR dijo...

Que buen post!
A mi me gustan mucho los esparragos, las alcaparras, etc, y más si son de regalo de la madre tierra.
Un abrazo para ti.
PD:
Yo admiro a la gente de campo, por su paz, sabiduría e inteligencia.
mar

Alimontero dijo...

HOla Mateo, los espárragos me encantan!! tuve la oportunidad de verlos en la zona de Catellón, camino a Oropesa (creo que es asi, no?) y no lo podía creer!!
En nuestro país no se ven así, son de cultivo!
Me gusta sentirte cerca de la naturaleza... cómo siento que disfrutas!! ;-)

Gracias por tus palabras de cariño y solidaridad dejadas en mi blog.
Chile, es país sísmico, solo que ahora estamos viviendo, planetariamente, movimientos que estremecen, hasta tal punto, que hasta nuestra conciencia puede percibirlo!!

Un abrazo

Ali

Sara Royo dijo...

Me encantan los espárragos, y los trigueros, más. No sabría cogerlos en el campo, q yo soy un animal de ciudad. Pero cocinarlos y zampármelos, lo hago muy bien. :)
Besicos.

irene dijo...

¡Qué suerte!, esas son las ventajas de vivir cerca del campo, una gozada, están buenísimos revueltos, a la plancha, con mayonesa...
Me encantó tu ciudad, aunque nos llovió mucho, ahora acabo de oír que hay sol en las playas malagueñas. Conocía Málaga, además me trae buenos recuerdos, allá por los años..., hace miles, tuve un novio malagueño.
Preciosas esas fotografías antiguas.
Un beso, Mateo, me encanta poner este nombre, hace ya muchos días que no veo a mi Mateo chiquitín.

María dijo...

Gracias por regalarnos tu día de campo, es maravilloso disfrutar de la naturaleza y de la riqueza de sus productos, respirar el aire puro, y observar los bellos paisajes.

La verdad es que yo hace tiempo que no disfruto del campo, lo hacía antes más, cuando era niña, creo que con los tiempos actuales vamos perdiendo el contacto con la naturaleza, me da a mi esa impresión.

Un secreto: no me gustan nada los espárragos, su olor no lo soporto.

Un beso, amigo.

MaLena Ezcurra dijo...

Adoro los espárragos, es una delicia aparte recojerlos del campo, la vida surge en cualquier espacio de la tierra, tenemos que ser más generosos con ella.

Un fuerte abrazo querido Mateo.


Male

RECOMENZAR dijo...

Me gustan las tortillas los espárragos y verduras me dió ganas de comer leerte en esta mañana fria y sin lechuga
besos y flores

la_gaviota dijo...

que rico esparragos, mmis favoritos, aunque andan un poco caros en tenerife, jejej igual alguna vez me pillo unos en el super, un abrfazo, que bien quedo esa tortilla, mira tu una receta mas para mi diario de cocina, besitos muackkk

Clarice Baricco dijo...

Pues creo que debería de comer más espárragos y todo lo de color verde.
Ya con tu texto e imágenes me abriste el apetito.

Abrazos amigo.

Goathemala dijo...

Me vuelven loco en todas sus formas cocinadas pero prefiero a la plancha los trigeros con algo de sal gorda.

Si vieras como me acordé de ti el otro día que los comí. Y no de cualquier lado, querido amigo, espárragos de Aranjuez.

Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

Gracias mateo por tus bellas palabras en recomenzar. hace tiempo que nos conocemos...y te veo crecer dia a dia con tus sentimientos al escribir en tus textos
besossss

directorio guia dijo...

Nos ha gustado tu blog, nos gustaria que dieras de alta tu web en nuestro directorio de blogs www.directorioguia.es ; Saludos

Palmoba dijo...

Esparragos trigueros!! en tortilla!!!
Maravillosos!! con olor acampo!!

Para cerrar los ojos, para comerlos mientras se huelen!!!