viernes, 11 de diciembre de 2009

Lluvia

Cae la tarde...

Se fue apagando el sol
que abrasaba
la tierra reseca.

Unas nubes,
de lilas vestidas,
de allende los mares
asoman desafiantes,
y anuncian la lluvia.

Pasa la noche,
dejando intranquilos los cuerpos
en las orillas de sueños
etéreos y fútiles.

Llega la lluvia...

El despertar
es un repiqueteo
sobre el tambor
de la ventana.

Por fin, la lluvia...

Agujas de agua
se clavan sobre la tierra.
O golpean
inmóviles muros,
opacos cristales,
asfalto y móviles autos.

Y fluirá sumisa..,

solitaria.., la lluvia.

Y penetrará ufana
por infinitas grietas.
Y se juntará
con otras más lejanas,
para ocupar un cauce.
Y será un río,
que atravesará el valle,
que regará los campos.

Será mar
como lo fue antes.
Será de sal
y de olas,
será tempestades.

Y regresará a la tierra
a empapar de su sangre
los campos baldíos
y a sus gentes.


11 comentarios:

Sara dijo...

Ser de lluvia o de aire...
Muy bonito, Mateo.
Un besico.

MAR dijo...

Por acá..corre el sol por las venas y el corazón late en Primavera como queriéndose salir.
Besos para ti.
mar

Poetiza dijo...

Mateo, me gustan los dias lluviosos porque me traen nostalgias, llegan las musas con cada gota de agua. Tu poema hermoso me recuerda esas tardes de inspiracion frente a mi ventana abierta. Lindo leerte amigo, besos, cuidate.

irene dijo...

Me gusta la lluvia, me invade una dulce melancolía, y me gusta la forma que tienes de tratarla en este poema, una lluvia deseada, alegre, romántica, llena de vida, igual que un gran amor.
Un abrazo, Mateo.

María dijo...

Me ha encantado leer un poema tuyo, cayendo lluvia sobre tu blog, con tus palabras escritas, ha sido un placer saborear tus versos.

Hoy en mi ciudad no llueve, pero hace mucho frío, un aire de nieve, y está muy oscuro, ya llega el invierno, ya se hace notar.

Muchas gracias por contestar a mis preguntas, me encantó conocer un poquito más de tí sobre el mundo bloguer.

Un beso, Mateo.

Steki dijo...

La lluvia me pone triste. En Mendoza no llueve mucho pero tuvimos unos meses de sequía tremendos. Y, finalmente, llegó la esperada lluvia.
Muy lindo tu escrito, poeta.
Beso para ti.

Clarice Baricco dijo...

Un canto a la lluvia. La que nos regala tantas preguntas y pocas respuestas.

Abrazos.

Goathemala dijo...

Me he acordado mucho de ti amigo. Dices bien, estoy bastante atareado pero te debo una visita detenida, como mereces, que te haré en breve.

Un abrazo.

Goathemala dijo...

La lluvia es vida. Me ha gustado la sencillez casi de haiku y a la vez la descripción del ciclo completo . La nube lila que avisa del agua; ésta repartiéndose y llegando a donde más falta hace: los eriales, los campos baldios (con b).

Una de las cosas que me frustra de mi casa es que no oigo caer la lluvia.

Apenas tenga otro ratillo vengo a por mi atraso, será un placer.

Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

Mateo gracias por aparecer. Se te extrañaba...se extrañan los poetas que dejan con palabras momentos de su vida en rima. Seguí asi
con nosotros
sigamos unidos con humor
o sin humor
pero con sentimientos que salen del alma
de nsotros los bloggers
sin tiempo
besos Tu poema
ya es célebre de bonito...:)

María dijo...

No tienes nada nuevo pero te dejo mis saludos.

Feliz tarde.

Un beso.