jueves, 9 de julio de 2009

Cortos relatos de verano




DEBAJO DEL PUENTE...



De su amplio armario, en verano, sólo colgaba una pesada chaqueta negra, que se encogía de hombros sobre la percha de plástico. Cuando llegue el frío invierno, buscará otro hogar donde no haga tanta corriente de aire.

TELEFONO AL ROJO VIVO.

El pequeño teléfono móvil se quedó incrustado entre las ranuras del banco del parque. Se había salido del bolso de la joven que ahora corría para coger el autobús.

Los termómetros acariciaban 40º a la sombra y el aire acondicionado del transporte público le devolvió el respiro a esa chica de apenas 20 años. Cuando vino a darse cuenta de la pérdida, ya estaba a muchas paradas del parque.

La joven tiene esa energía que hace falta para regresar al lugar donde recuperar ese aparatito al que tiene tanto apego, a pesar del calorazo. Casi una hora más tarde, el aparato celular estaba achicharrándole la mano, pues no era por menos que el sol lo había recalentado en exceso.

Temió que se hubiera estropeado y no lo abrió hasta que no se hubo enfriado completamente.

Nuestra joven iba a pasar un fin de semana con unas amigas y habían quedado en la estación de ferrocarril.

Mientras volvía en el autobús, mandó tres mensajes: Uno a su novio, que acababa con estas palabras: "..te deseo ardientemente". Otro a su mejor amiga, donde le contaba con pelos y señales intimidades varias. Y por último, a su madre. Éste muy corto:

"Te quiero más que a nadie en el mundo".

Pero, no me creerán. Por arte de magia o por esas cosas extrañas que le ocurren a los aparatitos electrónico, los mensajes salieron cruzados. El mensaje ardiente y apasionado lo recibió su amiga. Su novio, el escueto pero intenso que mandó a su madre. Y su madre las picantes y atrevidas intimidades.


Se podía haber armado un jaleo de cuidado, sobre todo en casa; y no digamos la relación con su amiga cómo se vería afectada.

Pues, no. No pasó nada. Todo siguió cómo siempre. Sin embargo, la chica de nuestra historia notó cambios sorprendente en las personas afectadas por el síndrome de los mensajes de móvil.

Su novio empezó a tomarse en serio, cada día más, esa relación. Su madre dejó de considerarla como una niña pequeña. Y su amiga. Ah! ...Éso es otra historia.


METAMORFOSIS

Un sabio, que nadie reconocía como tal, mantenía una teoría estrafalaria y sin ningún rigor científico. Muchas veces decía al grupito que le escuchaba:

"No hay diversidad de especies animales. Tan sólo existe un animal, el humano; el resto de los seres vivos son nada más y nada menos que sus distintas metamorfosis".

Ahí se arrastra un gusano, más allá te acecha un vampiro; ¡¡cuidado!!, te comerán las ratas; no entres en ese lugar, ...está lleno de tiburones; las ballenas no están en extinción, las alimenta MacDonalds.

Si no eres uno de esos tipos metamorfoseados, siempre podrás incluirte en el numeroso grupo de los inocentes corderos, o en el no menos común de los lobos. Y si vas en manada, más cierto.


Os dejo con esta canción, que me viene al pelo, ...al pelo del lobo....aaaauuuuuuhhhhhhh!!!


19 comentarios:

Evan dijo...

Mmmmmm hay un tierno corderito por aquí :P

Me encantó este cuento y esta mezcla de mensajes que terminaron provocando cambios en las relaciones, pensar que un simple detalle puede provocar cambios, increíble no?

Te dejo un beso de lunes soleado pero muy frío de este lado del charco.

Sara dijo...

Sería curioso si se mezclaran los mensajes del móvil... Jejeje
Besicos.

irene dijo...

Vengo del blog de Sara, me trajo hasta aquí tu nombre, que es el nombre del hijo de mi sobrina, al que adoro.
Mi opinión sobre lo que escribes es que me gustan los tres relatos, no soy muy entendida, pero si estás aprendiendo, lo estás haciendo muy bien, nunca dejamos de aprender, afortunadamente.
Me gusta también la música de fondo.
Un abrazo, Mateo.

necora 56 dijo...

Bonita canción y número 1 del 84; agradables recuerdos se han quedado atrás. Esto del teléfono me recuerda mis comienzos en los chats, en que mantenías en pantalla como un campeón a cuatro o cinco contactos a la vez y con ágil destreza, le contabas las batallas de turno a cada uno/a, hasta que la cosa se liaba y empezabas a mezclar los textos... actualmente y confirmando la teoría de la unicidad de la neurona masculina, yo solo soy capaz de hablar con una persona a la vez... soy un ente monocanal.

Sofía dijo...

Me ha encantado el del teléfono al rojo vivo... jajajajaja.

Los otros también están muy bien, pero ese ha sido sencillamente genial.

Besos.

RECOMENZAR dijo...

Asi es la vida un simple mensaje nos cambia todo ¿a que debemos atenernos no siendo así?
Interesante tu relato me gustó besos

Clarice Baricco dijo...

Me gustaron tus relatos, sobre todo el del teléfono. Bueno.


Abrazos Mateo.

zel dijo...

Mateo, que bueno... creoq ue a asabiendas o quizás sin queren, nos muestras algo que no siempre tenemos en cuenta, a veves, los "hados" noes echan una mano...

Eres un escritor excelente, que importa si el relato es corto, suele ser más difícil, tienes que seguir! Besos

LiterataRoja dijo...

Un gusto haber encontrado tu blog y haberte leido.
Volvere por aqui y te espero por mi espacio rojo!!
Saludos!!

SOMMER dijo...

Eres un genio...

Alimontero dijo...

Holaaaaa ;-)
Me has divertido mucho con las historias del cruce de mensajes....
Un gusto leerte Mateo, y te agradezco mucho te acerques a mi rincón...

Bella semana para tí!!

besos,

Ali

Rubentxo dijo...

Curiosos e interesantes minirrelatos para amenizarnos las tardes de verano.
Saludos, compañero.

star wars dijo...

Felicitaciones por tu texto Abrazos

María dijo...

Interesantes relatos de verano, que ayudan a entreternos un poquito más, la verdad es que el que me hizo mucha gracia fué el del teléfono rojo jajaja.

Saludos amigo.

RECOMENZAR dijo...

Sonrío aun no tengo tu respuesta pero la imagino besos de miercoles para vos

Patricia dijo...

Que linda historia, me gusto por el rollo de un mensaje equibocado que aunque parezca impercibible tenga mucha profundidad de cambios...(me pregunto que paso con la relacion con la amiga :-O je je!!)
me alegraste la semana, fue divertida.
besos,

María dijo...

Mateo, venía a visitar tu blog para ver si tenías algo nuevo, y a dejarte mis saludos.

Un beso.

C.W. y C.B. dijo...

ja ja cosa de locos a las fianles esa simple confusión de mensajillos fue de gran ayuda...Las cosas siempre pasas por algo no??
De casualidad llegué a tu blog y me gustó mucho!!!, volveré pronto
Besos
C.W.

Goathemala dijo...

Hacía tiempo que tenía ganas de leerlos con calma. Bueno y sucinto el dela chaqueta negra.

Muy bueno el del teléfono ardiente, la estructura en la que lo planteaste hace que sea éste el verdadero protagonista, el dinamizador de la historia. Muy buen rematado, nos quedamos con las ganas de conocer la intimidades y esa historia entre amigas.

Extraño, original y divertido el de la metamorfosis ¿qué animal nos toca ser?

Un abrazo.