martes, 12 de mayo de 2009

FANTASÍA IMPOSIBLE


Quiero hablar aquí de la creación literaria.
Esta idea me viene rondando hace tiempo…
Cuando se quiere escribir y no se te ocurre nada, se puede recurrir a métodos de creación de textos.
Como siempre tengo a mano la “Gramática de la Fantasía” de Gianni Rodari, me fui a por ella y la rescaté de estante donde duerme mientras espera que yo la necesite.
Gianni Rodari (Italia, 1920-1980), gran maestro, periodista y divulgador de la nueva pedagogía en Italia, empezó a escribir cuentos para niños en 1950, siendo por entonces cronista del periódico L’ Unitá. En los años 60, recorre las escuelas italianas y es, a través del contacto con los niños y niñas, como intentó desentrañar los procedimientos del arte para crear historias. De esos apuntes y experiencias surgió su “Gramática de la Fantasía”.
En ese hermoso y esclarecedor librito, podemos encontrar gran variedad de técnicas, o juegos creativos. Uno de esos juegos, Rodari lo tituló “El binomio fantástico".
Un tema fantástico puede surgir de una palabra sola. Sería como si arrojásemos una piedra a un estanque, provocando ondas concéntricas que, a su vez, van ensanchando su superficie.
Sin embargo, dice Rodari, “una palabra actúa únicamente cuando encuentra otra que la provoca, que la obliga a salir de su camino habitual y a descubrir su capacidad de crear nuevos significados. Donde no hay lucha, no hay vida. Una historia puede nacer tan sólo a partir de un binomio fantástico”.

Empecé por buscar un título. Este debería incluir necesariamente la palabra “fantasía”. Además, precisaría un adjetivo que provocara una reacción importante en ella. No sé cómo en mi mente apareció lo que buscaba. El adjetivo sería “imposible”. Así reduplicaría el efecto.

Siguiendo los consejos de maestro Rodari, en la búsqueda del binomio fantástico no nos queda más remedio que echar mano del azar. Me pongo a la tarea y me pertrecho de un texto ajeno y del diccionario.
El texto que voy a elegir es un fragmento de un relato que me impactó no hace mucho. Una amiga, Lila , que tiene un blog de lo más fresco y excitante, http://lilaylarm.blogspot.com/, escribió uno que tituló “Aicha”. Empezaba así:

Aicha, deslizaba la esponja como una caricia entre sus piernas, convertía en un ritual reflexivo aquel hábito higiénico, preparaba el momento con el mayor esmero posible, sus carnes esta vez más necesitadas y carentes que en días anteriores, es el momento más esperado de la semana. Se jura a sí misma como tantas veces que este será su último viernes.

Para mi ejercicio de creación tomaré algunos de los sustantivos que aparecen en el fragmento. Los escribo en una columna y abro el diccionario por una página cualquiera. Lanzo el dedo y señalo una palabra. Repito el procedimiento varias veces y voy anotando las palabras encontradas y las enfrento con las ya situadas en la primera columna. Así, anoto una tras otra: paz, india, santiamén, ganso, abogado, ensaladilla, cabra, colilla y tutú.

El procedimiento más simple es tratar de formar títulos a partir de cada pareja formada. De los casuales emparejamientos surgen títulos como éstos:

“La esponja de la paz”

Ni palomas, ni ramas de olivo, ni leches. Para alcanzar la paz en el mundo sólo hay un camino: contaminar las mentes de bondad. Científicos del mundo se han puesto de acuerdo en incorporar una sustancia novedosa que en contacto con la piel produce la eliminación radical en la agresividad de los humanos. Para ello se fabricarán esponjas que llevarán incorporada esa sustancia de tipo hormonal. Estas mantendrán su efecto de dos a tres meses. Los gobiernos de todos los países la distribuirán gratuitamente a toda la población. Igualmente , la policía podrá aplicar una friega con ellas a los que muestren signos evidentes de violencia....

"Una caricia india"

Se está poniendo de moda esta caricia entre lo ya no tan jóvenes. Y se agotan rápidamente las existencias de plumas de ave en las tiendas de complementos. Las hay exóticas, de vivos colores; también, prácticas, para diversos usos; hasta incorporan música relajante....

"El chico que recorría las piernas de sus amantes en un santiamén".

Recorrer las piernas en un santiamén, sería un relato demasiado corto y poco fantasioso.

"El ritual del ganso"

O el tratado de cómo pavonearse ante una chica. Explicarlo aquí sería dar muestras de haberlo ejercitado en alguna ocasión. Puedo asegurar que sólo se me ha ocurrido el título.

"El hábito del abogado"

¿A quién se le ocurriría ponerse bajo la toga un hábito de monja?, pongo por ejemplo. Sería más una perversión incómoda que nos daría pie a pensar lo retorcidos que son algunos abogados.

"El momento ensaladilla"

Ahora os podría dar una receta de cocina tradicional. Tampoco me resulta de fantasía la idea. A no ser que no me refiera a nada culinario. Si dos personas que conversan animadamente empiezan a mezclar temas sin orden ni medida y terminan dándose un morreo de babas, jugos y
lágrimas... Entonces tendremos, el momento ensaladilla.

"El esmero de la cabra"

Que trataría de la ternura animal, en contraposición a la cerrazón y tosquedad de su cabrero.

"Una aventura singular de la colilla en la carne del perro"
Lanzó, con el impulso de los dedos índice y pulgar, la colilla del que iba a ser su último cigarrilllo por la ventana de la cocina. El viaje zigzagueante de la insignificante colilla vino a finalizar sobre el lomo peludo del perro del vecino que dormitaba abajo, en el patio interior del edificio. No se acabó de apagar, tampoco pudo iniciar una quemadura,ni un leve chamuscado.
Cuando el perro subió a la casa de sus vecinos y volvió a tumbarse en la alfombra junto al sofá, la colilla rodó lo suficiente para quedar oculta. Imaginemos la discusión del marido con la mujer, dueños ambos del perro y no fumadores, enemigos acérrimos de recibir visitas, ante la más que segura infidelidad matrimonial.
"Días de tutú"

Llegado el verano y la intensísimas calores, nada como ponerse fresco con una faldita de danzarina o tutú y corretear por el pasillo dando saltos y giros.

Como habéis podido comprobar no siempre está el horno para fantasías. Los intentos que he realizado sólo pretenden demostrar que la inspiración se puede provocar. Lo difícil viene después. Es labor del escritor desarrollar una historia, pulirla y darle brillo; demostrar que se tiene genio e imaginación.

Lo he intentado, pero no pude encontrar la Fantasía Imposible que tanto había buscado.

Hoy se ha conocido la noticia: Antonio Vega ha muerto. Descanse en paz.
Valga este mi homenaje, aquí, cuando empezaba con Nacha Pop.

11 comentarios:

Esperanza dijo...

Se aprende mucho de ti, aunque eres tacaño y lo vas soltando poquito a poco.

Sin comentarios, solo me queda decir ¡Te quiero Mat!

Amelie dijo...

Interesante, siempre me han gustado los juegos de palabras. Yo creo que la inspiración no hay que buscarla, que viene sola. Aunque supongo que hay técnicas que ayudan, pero si no hay imaginación o no estás inspirado, no hay tú tía...

Me quedé de piedra ayer con lo de Antonio Vega, pobre, descanse en paz.

Besos.

Carmina dijo...

un ejercicio interesante... igual me animo a practicarlo, por cierto de momento me quedo con el titulo del libro que promete mucho... gracias por tus enseñanzas, a mi con tus titulos se me han ocurrido algunas cosas... falta como tu dices saber luego pulirlas, no tanto como plasmarlas...

Rubentxo dijo...

Hola!
Creo que me han recomendado ese libro (Gramática de la fantasía) unas dos mil o dos mil quinientas veces. Tengo que comprármelo ya. Interesante ejercicio y sugerentes ideas...
Saludos.
Me uno al homenaje a Antonio Vega. Hace años que nos iba dejando... y al final se fue...
Saludos.

SOMMER dijo...

Me uno al homenaje a Antonio Vega. Uno de los grandes.
Como tu post. Fantástico.

Un placer, amigo.

Sara dijo...

Tendré q conseguir ese libro...
Besicos.

MIA dijo...

cuando no llega la inspiracion no sabes como fastidia, a mi me pasa con la pintura, tambien con los cuentos que intento escribir con ilustraciones, este libro supongo me ayudaria, pero si sabes otros me los recomiendas, gracias. abrazo.

Clarice Baricco dijo...

Nada fácil escribir. Al menos tú te interesas y te responsabilizas de estudiar e investigar.
No conocía el libro.

Abrazos.

Mucha de la Torre dijo...

Te vamos conociendo..te cuento yo soy tremenda de rebelde Ja ja ja!!!
Y ahora escribo sobre algo que te va a encantar besossssssssssssssssssssssssssssssssssssss

necora 56 dijo...

Mateo, creo yo, que cuando quieres escribir sobre algo y no se te ocurre nada… lo mejor es cerrar la puerta de casa al salir e irte a tomar un vino con los amigos.
Creo que en tu post haces un despliegue de medios, difícil de superar, en tu afán investigador de todo lo que te resulta curioso o desconocido.
Creo sinceramente que en estas cosas, eres “prisionero” de tu profesión de maestro y tú eres tu propio alumno, el mas exigente para su maestro…
Creo que esto que planteas; bajo mi punto de vista, es mas para una actividad literaria en la que las formas y los procedimientos son evidentemente muy importantes; pero cuando escribes en un blog… por lo menos para mi y yo eso intento en lo que escribo, es mucho mas importante la espontaneidad de los sentimientos que fluyen instantáneamente de tu interior a medida que los vas plasmando en el post.
Intenta una “fantasía imposible” escribiendo, aunque no lo publiques, algo sensible sobre ti mismo; dejando a un lado por un momento los procedimientos y normas literarias de construcción… déjate llevar por esa primera idea que se enciende en tu mente… quizás incorrecta gramaticalmente hablando, pero que es la de Mateo… no te pares a corregirla, no cierres el “grifo de las ideas” y sigue, sigue escribiendo hasta que no quede ni gota en tu interior y después sorpréndete de lo que ha salido de ti.
Creo que eres muy bueno escribiendo, aunque juegas con ventaja sobre nosotros…jejeje, eres maestro!!!.
Antonio Vega… una despedida silenciosa… descanse en paz.

RECOMENZAR dijo...

Mateo te me has destapado...sin palabras muchacho...mientras.....................Sigo esperando..........