jueves, 2 de abril de 2009

El blog del inquisidor

Se puede escribir en un blog sólo para redimir o redimirse.

Paseaba lentamente por los estrechos pasillos de la librería. Ojeaba las múltiples portadas sin reparar mucho en ellas. Siempre espero que el libro me encuentre a mí.
Sobre la mesa, un mosaico de obras en los más diversos colores. Sin embargo, un título, cogido a vuelapluma, me hizo detenerme en él. Seres solitarios tras las ventanas en una noche de insomnio que permanecían inertes. El título, "El blog del inquisidor", atrayente y misterioso, me hizo cogerlo; y , ahora sí, empecé a hojearlo con curiosidad.
Pero esa tarde ya tenía pensado comprarme otro libro. Así que lo volví a dejar donde estaba para la próxima vez.
Una semana más tarde, fiel a la promesa que me hice a mí mismo, volví a por el libro y me lo llevé conmigo.
Estaba impaciente por comenzarlo y esa misma noche lo inicié. Tras unos días lo acabé y ésta es mi impresión.
Esta novela trata de los cuadernos de bitácora en la Red.

Una jóven historiadora de treinta y tantos, Theresa, escocesa y especializada en el Santo Oficio y la Inquisición, descubre una extraña página de blog mientras buscaba algo por internet.
En "el Cuaderno del Inquisidor" se puede leer:

Yo he sido otro hombre. De vez en cuando me vienen jirones de sus andanzas y se entremezclan con la impresiones cotidianas, los pensamientos y las peocupacionesdel individuo que ahora soy. En términos generales, no tenemos demasiado que ver, aquel otro hombre que fui y yo.

Así se presentaba el Inquisidor. Y su blog venía a ser como una novela. Cuando lo encuentra Theresa, sólo llevaba escritos tres capítulos. El primero se inicia así:

Soy un pecador. Dilapidé en el camino los dones recibí y mi alma está sumida en la inmundicia y la zozobra. Y sin embargo, Señor, aún puedo ser emisario de Tu gracia y contribuir a que Tu luz triunfe sobre la oscuridad. por eso, aunque sepa que no hay redención posible para mis faltas, no desperdicio mis horas lloriqueando por ahí. Mis dedos temblorosos de culpa y de miedo, siguen siendo capaces de servir a la suprema tarea: escribir Tu palabra tersa e imperecedera sobre la sucia y movediza página del mundo.

El autor parece identificarse con su personaje, un inquisidor del Tribunal de la Santa Inquisición, que se encarga de interrogar a unas monjas de un convento español del s. XVII y al confesor, director espiritual del mismo.

El carisma del personaje incitan la curiosidad de Theresa luego de leer los tres capítulos, y mucho más cuando comprueba que pasan los días y el blog no registra una nueva entrada.

Ante la desaparición del autor, decide lanzarle un anzuelo para poder contactar con él. Así que redacta un comentario:

Theresa dice: Me ha dejado intrigado tu novela. ¿Por qué...? ...Me gustaría saber como termina tu historia. Y me encantaría que me lo contaras sólo a mí. Mi dirección es... Agrégame.

A los que escribimos en un blog nos gusta conocer a otros blogueros. Iniciamos un caminar por ese nuevo universo y así conocemos y nos damos a conocer. ¿Vanidad o deseo de comunicarse y de no estar solos?

La novela es en gran parte un ejercicio de conversación, donde se incluyen los diálogos de los personajes reales, en un simulacro de chat.
Existe, pues, una similitud evidente con el mundo cibernético.
Me ha resultado una novela interesante, aunque en algunas fases de la misma se hace pesada. Hay un capítulo entero transcrito en el castellano , todavía impreciso, del s. XVII. No obstante, se mantiene la intriga hasta el final. De lo más destacable, el juego de seducción que mantienen Theresa y el inquisidor.
Ya muy al final de la historia se hace referencia a la escena final de la película "La notti bianchi", indicándose que la podemos encontrar en Youtube. La he buscado para ilustrar esta entrada. Da una idea del estado en que se encuentra Theresa tras esa intensa experiencia vivida.


7 comentarios:

Carmina dijo...

me llamo la atencion este titulo hace poco igual le doy una oportunidad...

Clarice Baricco dijo...

Me presentas un libro que no conocía.
¿Cuál fue el otro libro que te compraste antes de éste?


Abrazos.

Carmina dijo...

hola Mateo, si conozco al autor de este libro, aunque no he reseñado nada todavia en mi blog de tinta en vena, que es el que dedico a estos menesteres, aunque tengo una lista muy larga de libros por leer y ahora estoy inmersa en una novela bastante macabra, le hare un hueco en la agenda. De ese mismo autor tengo pendiente de hace mucho tiempo la reina sin espejo... y no tardare en cogerlo en cuanto termine los que me han prestado, voy de cabeza a cogerlo... gracias por tu visita si alguna vez sientes curiosidad por mis lecturas te pasas por de tinta en vena... por cierto si has leido la reina sin espejo agradeceria que me comentaras un poco que te parece

Anónimo dijo...

Hola Mateo
que bonita frase...siempre espero que el libro me encuentre a mi...
sera eso verdad?
por mi trabajo, tengo mas de 2000 libros donde escoger, y el otro dia encontre, "la hoja roja",creo que se llama asi, de Delibes y me quede con ganas de cogerlo para leer, me gusta todo lo leido hasta ahora de ese autor.Asi que tarde o temprano, caera en mis manos.
No conozco el libro del que hablas ni el autor,pero ,seguro que me gustara.Hare por buscarlo.
Me gusta leerte, y escribes poco, pero muy selecto.
En horabuena ,aprendiz de escritor.
Que tengas unas relajadas vacaciones de Semana Santa, con seguridad que las disfrutaras.
Un abrazo
Pumuky

Esperanza dijo...

Como siempre muy completo maestro. Hoy me dejaste con la curiosidad de la peli que no la he visto y la del libro, que bueno que retomaste las recomendaciones.

Con respecto a lo que te preguntas pienso que ambas cosas, por no sentirnos solos y por necesidad de comunicarnos, no creo que la vanidad importe mucho.

Besos y mucho cariño.

Clarice Baricco dijo...

PD. Gracias por decirme del título del libro. Fíjate y espero no ser linchada, uff.. pero lo leí y no me gustó.


Abrazos.

Rubentxo dijo...

Hola.
En primer lugar, gracias por pasar por mi blog.
HE leído la sinopsis que haces del libro y la verdad es que no tiene mala pinta. Había oído hablar con él. Quizás lo lea.Espero que no sea, al menos, demasiado "paranormal".
Si me lo leo, ya te contaré.
Saludos!