martes, 9 de diciembre de 2008

La mala reputación

Una canción que me marcó en mi, ya lejana, juventud fue ésta.

Situada en la denominada canción protesta, fue un grito en la juventud, que se rebelaba ante la intransigencia de una sociedad caduca y anclada en el pasado.




Es una osadía no mostrar aquí la letra original en francés.


Georges Brassens
LA MAUVAISE RÉPUTATION


Au village, sans prétention,
J'ai mauvaise réputation.
Que je me démène ou que je reste coi
Je passe pour un je-ne-sais-quoi!
Je ne fait pourtant de tort à personne
En suivant mon chemin de petit bonhomme.
Mais les braves gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Non les braves gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Tout le monde médit de moi,
Sauf les muets, ça va de soi.

Le jour du Quatorze Juillet
Je reste dans mon lit douillet.
La musique qui marche au pas,
Cela ne me regarde pas.
Je ne fais pourtant de tort à personne,
En n'écoutant pas le clairon qui sonne.
Mais les braves gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Non les braves gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Tout le monde me montre du doigt
Sauf les manchots, ça va de soi.

Quand je croise un voleur malchanceux,
Poursuivi par un cul-terreux;
Je lance la patte et pourquoi le taire,
Le cul-terreux se retrouve par terre
Je ne fait pourtant de tort à personne,
En laissant courir les voleurs de pommes.
Mais les braves gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Non les braves gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Tout le monde se rue sur moi,
Sauf les culs-de-jatte, ça va de soi.

Pas besoin d'être Jérémie,
Pour deviner le sort qui m'est promis,
S'ils trouvent une corde à leur goût,
Ils me la passeront au cou,
Je ne fait pourtant de tort à personne,
En suivant les chemins qui ne mènent pas à Rome,
Mais les braves gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Non les braves gens n'aiment pas que
L'on suive une autre route qu'eux,
Tout le monde viendra me voir pendu,
Sauf les aveugles, bien entendu.


En los años predemocráticos y, también, en la transición política de los años 70, un cantante nos daba a conocer la letra en español. La canción fue un himno y todos la cantabamos como muestra del deseo de libertad. Fue Paco Ibañez. El nos dio a conocer a los poetas malditos y rescató también del olvido a otros que no lo eran tantos.


La letra no es fiel traducción, aunque respeta lo fundamental de la de Brassens.



Ese post también quiere ser una provocación. Provocar en aquellos que amablemente me leen una respuesta. Así que ¿Tienes mala reputación? y ¿Por qué?

15 comentarios:

Mateo Bellido Rojas dijo...

Mi blog se siente cada vez más participativo. La culpa la tienen Pumuky y Nécora.Aquí hay que mojarse y dejar un jirón de piel.
El primero, el mío.
No tengo mala reputación; pero no descarto que haya gente que me quiera mal. Mis "enemigos" lo han sido por motivos políticos, por no compartir mis ideas.
No obstante, desde jovencito quise parecerme al protagonista de la canción, pero tuve suerte con la llegada de la democracia no tuve que ser un héroe.
Ahora os toca a vosotros.

Anónimo dijo...

Hola Mateo, me alegro que haya gustado el pequeño debate, pela, o como quieras llamar lo que tuvimos necora y yo, pero es verdad que eso, dio mas vidilla a tu blog, como decimos los de sur, mas salsa, verdad? me alegra ver que no te disgusto.
Yo, esta vez no puedo opinar mucho sobre el tema, ya que mi juventud, gran parte de ella, la vivi fuera de España, cuando vine para quedarme, ya habia pasado muchas cosas, pero se que este tema, le encanta a necora, le hara recordar sus buenos tiempos de estudiante, me refiero al politico.En el otro de la mala reputacion si que se algo, ya que cuando vine aqui, me veia la gente como un bicho raro, ...fijate una francesita, con lo liberales que son...ufffff, seguro que es una chica facil...no quiero ni recordar esa epoca.La hipocresia de la epoca....y en un pueblo...lo pase mal, la verdad.
Un abrazo
Pumuky

Nuria dijo...

Lo mejor es permitir que cada uno sea él mismo, eso significa respetar lo distinto y respetarse a sí mismo.

MaleNa dijo...

Hermosa canción!

No tengo mala reputación quizás la única sea nadar contra la corriente. Qué sé yo, lo importante es ser fiel a nuestros pensamientos.


Un abrazo inmenso querido Mateo.

mi despertar dijo...

A mi me gusta tu blog porque sos VOS Besos de fin de año y que todo se te cumpla.

zel dijo...

Y ami, Mateo, y a mi, me la se de memoria, en francés, aun guardo el vinilo!!!!! Que alegría, encontrar por ahí un alma gemela en ciertos (bastantes) aspectos! Muaks!

zel dijo...

Uy, me olvidaba, tengo mala reputación...por protestar y rebelarme contra lo que a muchos les parece normal o "que le vamos a hacer, el mundo es así", no puedo con ellos, así que soy, como dicen, una especie de rebelde contestataria o...lo que quieras, ya sabes...

Esperanza dijo...

Aunque entiendo perfectamente a lo que se refiere el cantante, y las interpretaciones que hace la sociedad de cada uno de nosotros.

Yo no sabría decir si tengo mala reputa...ción. Pocas veces me ha importado lo que dicen de mi a menos que lo diga alguien querido.

Besos en la nariz, en la frente, las mejillas y...........Feliz finde.

Clarice Baricco dijo...

Respeto cada ideología.

Te deseo cada día lo mejor. Nos vemos en el 2009.

Gracias por todo.

Abrazos.

Mucha de la Torre dijo...

No quiero terminar este año sin dejarte un beso. Que todo lo que querés se te haga realidad Nos seguimos escribiendo
besos

Nuria dijo...

Que se cumplan tus deseos y no porque sea Navidad, sino porque cualquier día es bueno para desearle lo mejor a los que ya son amigos.

MentesSueltas dijo...

Hola Mateo, pasaba a dejarte un fuerte abrazo y me llevo esa canción y tantos recuerdos...

MentesSueltas

Goathemala dijo...

Mateo, leí el post hace ya tiempo y pensé que había contestado. Debe ser la gripe que me tiene abotargado y memo.

Me gusta (en determinados momentos) Paco Ibáñez.

Me mojo: creo que soy un buenazo que se da poco. Más que mala reputación de lo que se puede acusar, es de distanciamiento.

Abrazos y todo lo mejor para el 2009.

Hipatia dijo...

Giovanni Papini dijo que "no pudiendo ser Demiurgo, la carrera de Demonio es la única que no deshonra a un hombre que no forma parte del rebaño."

Cuando uno se enfrenta a sí mismo, reconoce que es un bicho raro (una rara avis) y tiene que tomar la gran decisión, éste es, quizá, el momento más duro de su vida; por la oposición que encuentra y, en consecuencia, la soledad en que queda sumido; al principio, ambas son devastadoras.
Pero, una vez que se da el salto, en la carrera de "demonio" viene el alivio, la satisfacción, el crecimiento peronal, la improvisación... muchas, muchas cosas nuevas que dentro del rebaño son imposibles.
No sé si esto que digo responde a la cuestión que planteas, porque no hablo de una postura política o social concreta aunque, desde luego, ambas conformaron la mentalidad del aquél momento.
Mi comentario hace referencia a una postura individual y atemporal, pues parto de la idea de que cuando una actitud (contrapostura) supuestamente liberal precisa de "apoyos" inevitablemente se convierte en un movimiento que tiene sus reglas. Y son precisamente las reglas las que imponen un encasillamiento, suponen un frenazo, un camino a seguir... (No sé si me he explicado bien).
Yo he sido oveja negra dentro de mi familia, una rara inconformista entre los amigos, una "roja" entre los conocidos; unos pocos me han llamado "espíritu libre". He tenido muchos, muchos problemas por mi forma de ser; no he roto una sola regla de las establecidas y nunca he atentado contra la ley. Pero mi percepción cósmica (al modo de Carl Sagan, Feynnman, Poper... etc)del mundo, generalmente ha resultado ofensiva y ha sido el origen de casi todos mis problemas. Soy como una amenaza que no se sabe por donde coger.
Bueno, creo que me he enrollado demasiado.
Me ha encantado el post. Me ha gustado venir a tu casa a pensar.
Gracias.
Un abrazo desde la Enterprise.

Maria dijo...

Parece que tenemos a Brassens en común. Hay tantas canciones que me gustan o que ponen un sonrisa en los labios, como aquella "Les funerailles d'antan"... Me viene a la mente una lista larga de este tipo de canciones, incluyendo, claro, al eterno Jacques Brel.
PS//Gracias por visitar Tonterías Emocionales y por el consejo. El título es en parte responsable de que esté parado, junto con la falta de tiempo, pero no puedo eliminarlo por la gran cantidad de lectores que tiene.