viernes, 10 de octubre de 2008

"Tu risa" y otros versos del Capitán.

Esta canción de Olga Manzano y Manuel Picón que versiona un poema de Pablo Neruda la conocí hace mucho tiempo, pero ya no recuerdo cuando fue. Entonces yo era joven -aunque no tanto como ahora.

Gracias al impacto que me causó oirla por la radio, busqué denodadamente el poemario donde se encontraba publicada. Fue así como llegó a mis manos "Los versos del Capitán".

Desde entonces he tenido este libro muy cerca. He acudido a él infinidad de veces y siempre lo encontraba renovado. Los poemas seguían allí petrificados, pero yo iba cambiando con el tiempo. También mi estado de ánimo influía ciertamente cada vez que los visitaba. Lo cierto es que no me canso de esos versos henchidos de sensualidad y de apasionamiento.

Ha sido curioso, cada vez que he querido conocer la opinión de otras personas acerca de "Los versos del Capitán", comprobar que guardaba relación con si me era más afín o no. Unos, que mostraban desapego y la consideraban obra menor, resultaban para mí los más extraños. Sin embargo, si encontraba alguien que se sentía conmovido por versos tan sublimes, seguro encontraba en esa persona algo difícil de explicar cercano a la empatía.

El poema original fue modificado en su estructura para hacerlo canción, aunque no supone un cambio significativo en el sentido mismo del poema.

Quisiera dejar aquí algún poema del poemario citado. Si les conmueve no dejen de subir al barco del "Capitán" Neruda.

La noche en la isla

Toda la noche he dormido contigo

junto al mar, en la isla.

Salvaje y dulce eras entre el placer y el sueño,

entre el fuego y el agua.

*****

Tal vez muy tarde

nuestros sueños se unieron

en lo alto o el fondo,

arriba como ramas que un mismo viento mueve,

abajo como rojas raíces que se tocan.

*****

Tal vez tu sueño

se separó del mío

y por el mar oscuro

me buscaba

como antes,

cuando aún no existías,

cuando sin divisarte

navegué por tu lado,

y tus ojos buscaban

lo que ahora

- pan, vino, amor y cólera -

te doy a manos llenas

porque tú eres la copa

que esperaba los dones de mi vida.

*****

He dormido contigo

toda la noche mientras

la oscura tierra gira

con vivos y con muertos,

y al despertar de pronto

en medio de la sombra

mi brazo rodeaba tu cintura.

Ni la noche, ni el sueño

pudieron separarnos.

*****

He dormido contigo

y al despertar tu boca

salida de tu sueño

me dio el sabor de tierra,

de agua marina, de algas,

del fondo de tu vida,

y recibí tu beso

mojado por la aurora

como si me llegara

del mar que nos rodea.

2 comentarios:

Esperanza dijo...

Precioso poema...

Ahh, por cierto. Cuando tu me invites y yo esté de vacaciones, estas avisao jejeje.

Un besote.

mi despertar dijo...

He dormido sintigo toda la vida... y contigo la pasaría
pero nos separan mares y lunas
que jamás podríamos...


Bello poeta!!!!