martes, 28 de octubre de 2008

Espejo de luna


"Tengo miedo de escribir. Es tan peligroso. Quien lo ha intentado lo sabe. Peligro de hurgar en lo que está oculto, pues el mundo no está en la superficie, está oculto en sus raíces sumergidas en las profundidades del mar. Para escribir tengo que instalarme en el vacío."


"Un soplo de vida" CLARICE LISPECTOR


Busca en el rumor de las olas,
sentado en la arena de la espera,
una respuesta que sea un camino,
que lleve su sueño a la tierra.


Si el abrazo salado del mar
arrastra al horizonte su idea,
cuando la luna se levante,
la llevará prendida en su pechera.


Así, cuando vague por el infinito cielo,
ese espejo en que se miran las almas,
derramará el amor de sus senos.

Y en ti, que duermes despierta,
por un fino haz de luz que halle,
en tu universo de sueños se prenda.

M.B.R.

7 comentarios:

zel dijo...

Y yo te sigo a ti, aunque un poco en baja forma...resfrisdos de otoño, querido Mateo! Besos!

María dijo...

Maravilloso poema que tus palabras son el espejo que hacen reflejar la luna.

Espejo de luna cristalina
que mira y sonríe sin parar,
es el reflejo de tus ojos
que no cesan de mirar.

Un beso y gracias por este delicioso espejo de luna.

María dijo...

No sé si tengo enlazado tu blog al mío porque como son tantos los que tengo no me doy cuenta, pero sino lo tuviera allí, ahora mismo lo dejo enlazado con mis blogs favoritos y también con mis 10 recomendados.

Esperanza dijo...

¡Que lindo Mat!!

Deberías hacer estos poemas con más frecuencia, a mi me gustan mucho...

Clarice Baricco dijo...

Buscaré su rumor, lo haré.

Sentido poema.

Abrazos

Graciela



PD. Profundo libro de Lispector compraste. Casi tengo todos. No dejes de comprar: "La hora de la estrella" y "Aprendizaje o el libro de los placeres". Te gustarán.

Nuria dijo...

El mar inspira muy diversos sentimientos. Lo único que me gusta del mar (el clima de la playa me sienta como a un santo dos pistalas), lo que te iba diciendo, contemplar y sentir el romper de las olas contra las rocas tras una tormenta es toda una experiencia.
Me encanta la poesía y oír un poema recitado es el no va más. Besos

Goathemala dijo...

¡Y quién no! Maravilloso Neruda. Gracias. Más tarde regreso a leer el resto.

Saludos.